Relaciones Públicas más allá de Samantha Jones…

young-791849_1280

En este post vamos a hablar de un agente muy importante en el mundo de la comunicación, cuya imagen, en ocasiones, se aleja de lo que en realidad significa su labor.

La figura del Relaciones Públicas. ¿A cuántos os viene a la cabeza el nombre de Samantha, de “Sexo en Nueva York”?

Imagino que a unos cuantos. A pesar de ser fan de esta serie, he de decir que este personaje ha hecho flaco favor a la profesión. Y es que, más allá de esa imagen frívola y superficial, que solamente se dedica a ir de fiesta en fiesta, y buscar el beneficio propio con artes más o menos dudosas… las Relaciones Públicas son una parte vital de la Comunicación Corporativa, mucho más serias y profundas. Son una carrera universitaria. Su desarrollo y ejecución conlleva horas de trabajo y esfuerzo invisibles para el gran público, que implementan estrategias de publicidad, marketing y comunicación corporativa planificadas al detalle.

Distingamos al verdadero Relaciones Públicas, lejos de los atractivos jóvenes que cada fin de semana ofrecen descuentos para discotecas y bares de copas.

Un Relaciones Públicas es una persona con una mente capaz de diseñar y ejecutar acciones y estrategias de comunicación destinadas a crear y fortalecer vínculos entre una persona, marca o empresa, con sus distintos públicos de interés –clientes, proveedores, empleados, instituciones…–

Informa, escucha, persuade, fideliza, negocia con los stakeholders velando por la buena imagen de la marca a la que representa. Las acciones que desarrolla no son fruto de la casualidad o de la simpatía únicamente. Son inteligentes, estudiadas e interpretadas para complementar el resto de la estrategia de comunicación de la empresa. Capacidad de análisis, visión global de la situación y coyuntura que rodea a la empresa, sus posibles aliados o su competencia, velocidad de reacción ante cualquier situación, fiabilidad, dotes comunicativas, buena presencia, etc. son algunas de las características que debe tener y trabajar un Relaciones Públicas.

Además de la organización de eventos, una de sus funciones más conocidas, existen muchas otras que se complementan y comparten con las del director de comunicación. Aunque la parte más visible de un evento siempre es su culminación, la organización conlleva meses de duro trabajo y planificación al detalle de cada parte del acto –desde la decoración, hasta los invitados, la colocación de la mesa presidencial, la posterior repercusión del evento entre público y medios, etc.–.

La comunicación interna es otra de áreas en las que puede implicarse el RR.PP., puesto que los empleados de una empresa son sus principales embajadores, es importante mantenerles informados y más aún conocer su opinión y percepción sobre la marca, de cara a la imagen que puedan dar externamente y al buen funcionamiento de una compañía.

Las relaciones externas con instituciones, otras empresas, con clientes, accionistas… también deben estar en el campo de actuación del RR.PP., pues se debe procurar una buena relación con todos ellos y mantener los intereses de la empresa. De la misma manera, debe cuidar a los medios de comunicación, informar de forma veraz, inmediata, clara y transparente son tareas del RR.PP. o del dircom, siempre disponibles.

Un buen RR.PP, no solamente proyectará los recursos desde la marca hacia fuera, sino que también sabrá escuchar y enfocar la información adquirida en sus relaciones de cara a un mejor funcionamiento de la empresa. La retroalimentación es clave.

Una vez realizada la investigación y la planificación del plan de Relaciones Públicas, se pasa la comunicación y ejecución del mismo a través de las acciones más adecuadas: eventos, RSC, convenciones, campañas, proyectos… Finalmente la evaluación de estas acciones sobre los objetivos marcados y el análisis de los resultados.

Aunque solamente os he contado una pequeña parte de lo que es un Relaciones Públicas, espero que haya sido suficiente para cambiar vuestra percepción sobre esta figura tan interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *